Gouda situada en la provincia de Holanda Meridional, en los Países Bajos, es más que conocida en todo el mundo gracias a su queso. Se encuentra bañada por los ríos Ijssel y Gouwe que por sus canales se convierte en un lugar mágico y romántico como ninguno.

Viajar a Gouda

Viajar a Gouda

Si viajas a Gouda debes acudir al mercado del queso, que se celebra todos los jueves en su plaza mayor, la más grande de Holanda. Los artesanos del queso se visten con sus ropas tradicionales y dan vida a este mercado que lleva más de 300 años celebrándose. Aquí también podrás disfrutar de los lugares más elegantes de la ciudad, cafés y zonas de compras.

Uno de los monumentos más importantes de Gouda es su iglesia de Sint Janskerk, en castellano de San Juan Bautista, conocida por su colección de vidrieras esmaltadas del siglo XVI.

Gouda está repleta de lugares mágicos y misteriosos, esquinas, calles y canales únicos y edificios sacados de cuentos de hadas, como su ayuntamiento el cual es muy diferente a cualquier otro que hayas visto.

Si quieres llevarte algo típico de Gouda, además de queso, puedes comprar velas, cerámica o pipas, souvenirs típicos de la artesanía local.

En definitiva Gouda es una de esas ciudades no tan visitadas de Holanda como Rotterdam o Amsterdan pero que ofrece al viajero la aunténtica esencia de los Países Bajos.

Articles

Más Viajes